¿Por qué las personas prefieren una red social versus otra?

0
913
¿Por qué las personas prefieren una red social versus otra?

La forma en que interactuamos unos con otros, con marcas, empresas y organizaciones, se ha transformado muchísimo con la aparición de medios digitales de todo tipo.

Esto no es para nada diferente cuando hablamos de redes sociales. Donde antes había una interacción cara a cara, ahora hay textos, memes, mensajes de voz, emoticones y otra suerte de elementos digitales que reemplazan el contacto humano tradicional que primó por miles y millones de años.

Es muy extraño encontrarse con una persona que hoy no cuente con una cuenta en al menos una red social. De hecho, lo común es tener presencia en varias, eso sí, siempre habrá una favorita.

Es aquí donde entra una importante pregunta, ¿por qué las personas prefieren una red social versus otra?  Y es que las redes sociales han sido creadas por expertos ingenieros, diseñadores y hasta estudiosos del comportamiento humano para resultar atractivas y engancharte, pero al final hay diferencias sustanciales entre unas y otras.

Existen varios factores que podrían determinar la preferencia, en este artículo vamos a abordar dos. Primero, por supuesto, las características identificativas de cada red social (y la forma en se adaptan a la personalidad y necesidades de cada persona). Luego la edad, porque cada generación tiene sus propias formas de comunicarse (su propio lenguaje, que trasciende la palabra como tal).

 

Las características de las redes sociales

Facebook: empecemos por la favorita a nivel global. Compartir a detalle la vida propia y espiar la de otros es lo que atrae a las personas. Es un espacio que se utiliza mucho por quienes desean estar en contacto con familia y se sienten deseosos por obtener reacciones y comentarios.  Aunque las conversaciones suelen girar en torno a imágenes y videos, los textos siguen teniendo mucho valor como forma de comunicación.

Snapchat: todo es visual, pero es su característica efímera lo que atrae a los usuarios. Se trata del nuevo modelo de conversación de las generaciones más jóvenes: mensajes rápidos que desaparecen y se generan por montones. Es sumamente privado, encontrar a otros requiere tener información de contacto muy específica. Esto la hace más que popular entre los hijos que no quieren que sus padres se enteren qué es lo que hacen en redes sociales.

Instagram: es igualmente visual, y aunque se encuentra en competencia directa con Snapchat por su naturaleza enteramente visual, la capacidad de enviar mensajes efímeros y el uso de filtros, también permite acumular un registro de instantáneas y vídeos cortos. Si bien es ampliamente aceptada entre los más jóvenes, el rango de edades que la utiliza es más amplio. El caos y desorden visual que suele reinar en Snapchat es más diluido en este espacio, de hecho, muchos usuarios optan por imágenes visualmente cuidadas.

Twitter: Mensajes cortos y conversaciones de nicho es su fuerte. Si bien se tiene un número de personas a los que se sigue, se puede interactuar con casi cualquier miembro de la comunidad. Quienes están en estas rede social generalmente se concentran en temas específicos. Por ejemplo: para seguir noticias sobre el tránsito, participar en conversaciones sobre una determinada situación política o unirse a una comunidad de músicos o foodies.

Pinterest: buscar inspiración y proponerse proyectos son las razones por las que más se utiliza esta red. El contenido es visualmente atractivo y elegante. Las personas lo utilizan porque pueden ver en un solo lugar distintas respuestas algo que buscan, si necesidad de ir de sitio en sitio, pero con la oportunidad de ir a la fuente si así se desea.

 

El factor generacional:

La edad es uno de los factores que influye en la forma en que nos comunicamos. Hace 100 años, mi bisabuelo le escribía extensas y muy bien redactadas cartas de amor a mi bisabuela, hoy mi sobrina recibe emoticones y memes románticos de parte de su novio.

Las redes sociales representan una oportunidad para exponer el lenguaje con el que se generan las conexiones personales. De esa cuenta es que hay algunas más populares en ciertos segmentos de edad, que caen abruptamente en popularidad con otros.

¿Por qué las personas prefieren una red social versus otra?

De acuerdo con estadísticas presentadas por Marketing Proof, Facebook es la red social preferida por los Baby Boomers (+ 55 años) y la Generación X (34 a 54 años), pero carece de popularidad en el sector de la Generación Z (- 19 años).

Si bien los millennials (19 a 34 años) afirman que Facebook es la favorita, es casi tan popular Instagram y un poco por debajo Snapchat.

Sin embargo, mientras más baja la edad de los millennials (- 24 años), más pierde popularidad Facebook y más gana Snapchat. Entre la generación Z Snapchat es la red social que reina.

Otra característica de la forma en que la edad impacta en el uso de las redes sociales y, por lo tanto, en la preferencia, es la intención de seguir marcas y empresas, que se duplica entre los millennials y la generación Z, en comparación con los Baby Boomers por ejemplo.

 

La psicología detrás de esta nueva forma de conectarse unos con otros

Al final, la motivación para utilizar redes sociales, sin importar cuál se elija, radica en un profundo deseo común a todos los seres humanos, el de conectarse con otros, de encontrar el sentido de pertenencia.

¿Por qué las personas prefieren una red social versus otra?Sin embargo, debemos tomar en cuenta que este deseo que ha estado presente desde siempre en la psicología y el instinto humano, se ha transformado enormemente con la aparición de nuevas formas de establecer conexiones. Este es también el caso con la comunicación por medio de redes sociales y los dispositivos electrónicos.

Los seres humanos tenemos no podemos evitar involucrarnos emocionalmente en las interacciones con otros seres humanos, pero sí podemos desapegarnos cuando interactuamos con computadores. Esto de acuerdo a una serie de estudios realizados con imaginería de resonancia magnética.

Según un artículo publicado en Psychology Today, múltiples estudios han encontrado que las interacciones diarias entre personas se basan casi en su totalidad en comunicación no verbal. Cuando interactuamos unos con otros, de forma inconsciente, decodificamos e interpretamos cada gesto, cada expresión, el tono de la voz, lenguaje corporal, contacto visual y hasta la distancia física con nuestro interlocutor.

Pero cuando interactuamos a través de dispositivos electrónicos y redes sociales, todos estos detalles no verbales se pierden. Esto funciona como un arma de doble filo, si bien la comunicación no verbal agrega profundidad a las interacciones humanas, también demanda un significativo esfuerzo emocional y cognitivo.

De esta cuenta, la comunicación en estos sitios de comunicación socialmente orientada resulta mucho más fácil para la mayoría, de lo que sería una comunicación cara a cara.

Las redes sociales y el internet facilitan la oportunidad de interacciones sociales virtuales, en donde vale la pena hacer énfasis en el concepto de la palabra “virtual”, que es utilizada para describir algo que no es real, pero que cuenta con algunas de las cualidades de aquello real que está imitando.

¿Qué impacto tendrá a largo plazo esta nueva forma de comunicación humana en la forma en que estructuramos la sociedad? Aún no lo sabemos, pero será la antropología digital la encargada de estudiar el fenómeno.

 

Tal vez te interese: ¿Qué es antropología digital?