¿Por qué confiar en la tecnología te hace más feliz?

0
424
la tecnología te hace más feliz

No podrías imaginarte viviendo sin Internet y se discute mucho en cómo la tecnología ha cambiado la estructura de la sociedad. Pero ¡cómo nos gratifica creer en el desarrollo y avances en el área! ¿Acaso confiar en la tecnología te hace más feliz?

Una amplia fuente de investigaciones sugiere que las personas creyentes de una religión tienden a ser más agradecidas y consideran que su vida tiene un sentido. Sin embargo, la creencia en algún Dios ha disminuido en las últimas décadas en las sociedades occidentales.

Entonces, ¿a qué recurren las personas en la actualidad para sentir seguridad? En un estudio reciente publicado en la revista Personality and Individual Differences, tres investigaron plantearon la hipótesis que cada vez más las personas afirman su estabilidad en la confianza que le produce el desarrollo de la tecnología y la ciencia.

Además, sienten que estas áreas pueden ayudar a la humanidad a construir un futuro mejor. ¿Cómo? A través de los adelantos en estos campos que permiten una vida más saludable, más cómoda, con mayores oportunidades para la próxima generación y el planeta.

 

La tecnología ofrece soluciones tangibles

Los investigadores analizaron 72 países y encontraron que los encuestados con mayor fe en la ciencia y la tecnología estaban más satisfechos con sus vidas en todos los países menos en tres; en comparación, la religiosidad ayudó a 28 países y cinco países no se sintieron satisfechos.

Los psicólogos sugirieron que una razón por la que la ciencia satisface más es que ofrece soluciones a problemas reales y visibles en oposición a la abstracción que es Dios. O, como dijo Albert Einstein, el gran mérito de la ciencia es que “ha superado la inseguridad del hombre ante la naturaleza”.

Además, encontraron que las personas que creen en los avances tecnológicos coinciden en pensar que  la comprensión científica y el uso de la tecnología pueden ayudarnos a sentir más en control sobre nuestro entorno y futuro, protegiéndonos de la ansiedad existencial y aportando un mayor bienestar. Por otro lado, las personas que informaron ser más religiosas contaban con un tipo de “control secundario”, que es el tipo de fuerza que permite a las personas aceptar y ajustarse a circunstancias difíciles.

Existen una gigantesca lista de historias que ejemplifican cómo la tecnología está ayudando a que tomemos cartas en el asunto. Por ejemplo,  ¿Recuerdas algunos casos que se hayan hecho virales en donde el milagro fue producto de la tecnología?

  • Hugh Herr es un deportista que había perdido sus piernas en una escalada y 10 años después gracias a la tecnología sigue en la disciplina, ahora con piernas fabricadas. Su caso se conoció en una charla de la plataforma TED.
  • Cuando nadie apareció en el cumpleaños de niño autista de 6 años, su mamá posteó un emocionante mensaje en Facebook y millones de extraños respondieron con miles de mensajes y regalos para el pequeño que hicieron que cambiara el día.
  • Un policía de Georgia necesitó un trasplante de riñón, su hija colgó una foto de ellos con un anuncio que decía “Nuestro padre necesita un riñón” y apareció un plan perfecto que permitió la operación.

 

¿Incompatibilidad?

Curiosamente, los investigadores encontraron que las personas que creen en la ciencia y la tecnología no son menos propensas a ser religiosas, lo que sugiere que las dos no son necesariamente incompatibles. Ambos valores pueden coexistir y beneficiarnos de diferentes maneras.

¿Confiar en la tecnología te hace más feliz? De alguna manera no se trata tanto del tipo de creencias que se tengan o en dónde se deposite la confianza, la verdadera importancia radica en la capacidad humana de compartir esas creencias y confianza.