Nativos Digitales: ¿quienes son? ¿realmente existen?

0
556
nativos digitales

Nativos digitales, el término que en 2001 se acuñó para describir a las personas más jóvenes que habían nacido en la era digital y no conocían el mundo sin estas tecnologías, podría resultar que después de todo no es exactamente preciso. 

Los nativos digitales son la generación post-millenial, nacidos en una nueva cultura innata. En contraposición de los llamados inmigrantes digitales, que tienen mayores dificultades para adoptar el progreso de altas tecnologías, los más viejos, que han vivido en una era análoga y se encuentran inmigrando al mundo digital.

Todo esto fue descrito así por Marc Prensky en 2001, en su libro “Teaching Digital Natives”, en donde habla acerca de cómo los cambios tecnológicos de la década anterior (los años noventa), habían dejado un nuevo mundo simbiótico, en el que las computadoras y sus accesorios eran casi extensiones del cuerpo y la mente de las personas.

Los nativos digitales han llegado incluso a ser acusados de robar los empleos de las personas mayores. El término es en los países desarrollados hasta una forma válida de autodescripción en las hojas de vida.

El término se ha usado con tanta amplitud y de forma tan regular que poco se ha cuestionado su precisión. Ahora hay una nueva ola, que asegura que de hecho, no existe tal cosa como los nativos digitales.

 

Los nativos digitales son un mito

Sí, el término que ha causado que las generaciones más nuevas sean vistas como expertos en tecnología y potencialmente desplacen a generaciones anteriores, en realidad podría describir una generación que no existe. Esto de acuerdo a un estudio publicado por Teaching and Teacher Education.

Allí se afirma que los estudiantes que crecieron en un mundo digital no poseen habilidades informáticas superiores sólo por haber nacido en esa era. Incluso, el estudio también descubrió que estos mismos estudiantes tampoco son capaces de ejecutar múltiples tareas a la vez (multitasking), que asumir que lo hacen incluso es dañino para su proceso de aprendizaje.

Esta generación de la era digital no posee un conocimiento más profundo de la tecnología. Su conocimiento suele limitarse a habilidades básicas en el uso de la suite de office, mensajería y correo electrónico, el uso de facebook (y otras redes sociales) y navegar por internet. La tecnología que utilizan para aprender y socializar tampoco es demasiado profunda.

De hecho, las generaciones más jóvenes no necesariamente conocen las funcionalidades avanzadas de las aplicaciones que utilizan y requieren de un entrenamiento significativo para la adecuada utilización de la tecnología. Cuando utilizan tecnología con fines de aprendizaje, se limitan al consumo pasivo de información.

 

El daño del mito de los nativos digitales

En un artículo publicado en el Huffingtonpost, Ann Brenoff expone que los nativos digitales en efecto no existen, pero que la idea de su existencia y características es muy amplia y difícil de combatir, no sin serias consecuencias.

El pensar que los nativos digitales son mejores con la tecnología, que tienen habilidades innatas para ella, resulta tóxico en el ámbito educativo, porque entonces son despojados del apoyo y los recursos que necesitan para adquirir habilidades digitales (porque se asume que ya las tienen).

También en el ambiente de trabajo, porque muchas empresas enfocadas en lo digital y la tecnología empiezan a limitar su nómina a un rango de edad, y como ya apuntó el Harvard Business Review, carecer de diversidad de grupos de edad limita el crecimiento de las empresas.

No es extraño que tantas empresas estén contratando los servicios de antropólogos y utilizando recursos de antropología digital para conocer más de las dinámicas de sus empleados y clientes, descubriendo la importancia de contar con perspectivas de múltiples generaciones.

Te recomendamos leer también: Antropología digital: por qué es una herramienta útil para marcas y negocios?

 

Entonces, ¿se equivocó Marc Prensky al describir a los nativos digitales?

Más que una equivocación de Mark Prenskey, se trata de un error de interpretación de todos los demás. De acuerdo con el autor responsable de acuñar el término, los nativos digitales son más bien una metáfora, que para nada describe a un grupo basándose en la edad. Se trata más de un grupo de personas que ha experimentado un profundo cambio en actitudes culturales.

En el artículo de Huffingtopst que menciono arriba, Prensky explica: “Las personas jóvenes de hoy son parte de un una nueva cultura digitalmente habilitada, que les ha brindado perspectivas muy diferentes -en cuanto a tecnología, compartir, privacidad, formas de conocer personas, comunicar, trabajar, viajar y mucho más- que a las generaciones que vinieron antes”.