La era digital te ha transformado: el impacto en tu metabolismo y salud

0
517
la era digital te ha transformado

La tecnología es maravillosa, ha hecho de la vida moderna más fácil en muchos aspectos. Sin embargo, esta era digital te ha transformado más de lo que te imaginas, hoy hablaremos del impacto en tu metabolismo y salud. 

No aprovechar los beneficios que la tecnología te puede conceder en el día a día, podría fácilmente considerarse como uno de los errores más grandes. Sin embargo, no tener en cuenta los efectos negativos que su uso puede tener sobre tu cuerpo, puede llegar a ser mortal.

Desde el momento preciso en el que la tecnología irrumpió en la vida cotidiana, dejó claro su potencial y cambió las reglas con las que el mundo se erigía, el ser humano entró en un estado de dependencia.

Y es que, el día de hoy, puedes transmitir y consultar una mayor cantidad de información, de una manera más rápida y sin complicaciones, en solo cuestión de segundos. De igual forma, se ha convertido en un medio de distracción por excelencia y una herramienta clave para cualquier empleo.

Todo suena muy intelectual y abstracto, pero la tecnología de la era digital también viene acompañada de un impacto tangible, físico.

Te recomendamos leer: ¿Qué implicaciones tiene estar conectados todo el tiempo?

 

¿Qué impacto ha tenido la tecnología en la salud?

La era digital te ha transformado a ti y a tu entorno de una manera nunca antes imaginada, tanto positiva como negativamente. Sus efectos perjudiciales no se han hecho esperar y las consecuencias demostradas que tiene la tecnología en tu salud, ha elevado las alertas rojas de los médicos y especialistas.

En este contexto, mucho se ha estudiado desde el campo médico bajo la necesidad de entender su efecto, sobre todo a hora que estas tecnologías son utilizadas en todo momento (¿quién puede pasar un día lejos de su teléfono?).

Estos son algunos de los impactos que se han encontrado:

 

Aumento en el consumo de Calorías

Los estudios sobre los efectos de la tecnología en la salud se centraron primeramente en el impacto del llamado “multitask” (la capacidad de realizar varias tareas al mismo tiempo).

El resultado apunta a que el multitasking en realidad no existe, es imposible que los seres humanos podamos prestar atención a dos cosas a la vez. Lo que en realidad hacemos es alternar nuestra atención entre las tareas a mano, en una especie de pin pon, que nos hace menos eficientes.

¿Qué tiene que ver esto con el consumo de calorías? Bueno, que ahora es cada vez más común que comamos mientras vemos Netfix o navegamos por las redes sociales desde nuestro teléfono. Y esto es particularmente dañino.

Cuando comes así, el cerebro no procesa de igual forma la acción y no logra medir la cantidad de comida o de calorías que te encuentras consumiendo, por lo tanto no te envía la señal de que ya te llenaste y debes dejar de comer.

Esto provoca que termines consumiendo más comida, pero también, que durante el día comas con más frecuencia.

Así es como la era digital te ha transformado a ti, a tu dieta y a tu peso, aumentando el riesgo de a padecer enfermedades cardíacas y coronarias, por mencionar solo un par.

 

Estilo de vida sedentario

Empiezas porque te entró una notificación y para cuando te das cuenta pasaste la última media hora viendo fotos y memes. La tecnología es tan atractiva y entretenida, que ha generado un aumento en la inactividad física, sobre todo de la población joven, los más atraídos por las redes sociales y los videojuegos.

Esto, ha significado un aumento de peso generalizado en la población, un crecimiento en la población obesa, sobre todo la infantil. Definitivamente, se le puede considerar como el mayor problema que produce la tecnología.

 

Disminución del descanso

Con el aumento de peso general, también viene un aumento general de personas desveladas. Cada noche las personas duermen menos y menos, gracias al también creciente hábito de irte a la cama con tu dispositivo electrónico favorito con acceso a internet.

Si no duermes bien, el cerebro no logra funcionar correctamente. Mientras dormimos ocurren muchos procesos indispensables para la buena salud, que van más allá del simple descanso.

Dormir es indispensable para procesar nuevos aprendizajes, consolidar la memoria, el equilibrio emocional, la regeneración celular y la reparación de tejidos. Cuando no se duerme bien hace su desagradable aparición el estrés, la ansiedad, la irritabilidad y el mal humor. Además, cuando no descansas lo suficiente haces elecciones más pobres en cuanto a tu alimentación.

 

Problemas musculares y articulares

¿Cuantas horas en un día pasa con la cabeza inclinada hacia abajo viendo tu móvil?

El mantener una sola posición por largos periodos de tiempo, adoptar una posición incorrecta o estar continuamente escribiendo en el teclado, pueden generar una sobrecarga de tensión en los músculos del cuello, de los hombros, de los brazos y las manos.

Esto, conlleva a los dolores de espalda, aparición del síndrome del túnel carpiano y al aumento de la posibilidad de padecer varices y calambres.

 

La tecnología no es mala en sí misma, es el uso que le damos lo que define si es buena o no para nosotros. ¿Por qué no mejor le damos la vuelta a la tortilla? En lugar de dejarnos atrapar por la vida sedentaria, usamos esa misma tecnología para seguir una saludable rutina de ejercicios, por ejemplo.

¿Qué harías tú para contrarrestar estos efectos negativos?