Adictos al celular: centros de desintoxicación especializados en adicciones digitales

0
662
adictos al celular

Los seres humanos nos hemos vuelto adictos al celular, llevándolo con nosotros a todos lados y revisándolo en cada oportunidad que tenemos. Por lo tanto se han desarrollado centros de desintoxicación para tratar este problema.

Abro los ojos y lo primero que hago es apagar la alarma que está sonando en mi celular. Y como ya lo tengo en mi mano, comienzo a revisar si tengo algún mensaje, correo o notificación. Luego comienzo a navegar en mis redes sociales, y así pierdo hasta 20 minutos de mi mañana.

Mientras trabajo, me tomo un par de descansos para distraerme y revisar, nuevamente, mi celular. Este es un patrón que continúa a lo largo del día, siendo lo primero y lo último que hago antes de dormir.

¿Te pasa algo similar?

Escuché en algún lado que cada vez estamos más “conectados” digitalmente pero más desconectados con nuestras relaciones personales. Y esto no podría ser más cierto. Cada vez más las personas prefieren enviar un whatsapp que hacer una llamada.

También puede interesarte leer: ¿Está la comunicación digital reemplazando las interacciones cara a cara?

Y aunque confieso que soy una persona que vive constantemente revisando su celular, procuro no utilizarlo cuando estoy en alguna reunión o compartiendo con mi familia, mi pareja o amigos. Ya que esto podría dañar mis relaciones personales.

De hecho, cada cierto tiempo desactivo mis cuentas de redes sociales y procuro mantener lo más alejada posible del celular. Para desintoxicarme y no sé para vivir.

adictos al celular

Sin embargo, no todas las personas saben ponerse límites y les es aún más difícil soltar el teléfono. En vista de esta situación, organizaciones han desarrollado lugares similares a centros de rehabilitación para adictos al celular.

Lujosa clínica en Estados Unidos para adictos al celular

Según BBC, en los últimos cinco años han surgido clínicas de rehabilitación que ofrecen tratamientos específicos para jóvenes que pasan hasta 20 horas diarias con la vista en su celular.

Uno de estos ejemplos es la clínica Paradigm, una mansión cercada por jardines y cámaras de seguridad en el punto más alto de una colina a unos 30 km de San Francisco.

adictos al celular

La clínica hospeda únicamente a 8 jóvenes simultáneamente entre 12 y 18 años, quienes son internados por sus padres. Su estadía dura en promedio 45 días, sin embargo puede llegar hasta 60 días, dependiendo del grado de dependencia y otros factores que pueda sufrir el joven como depresión, ansiedad y agresividad.

El objetivo de la clínica es “reprogramar” a los jóvenes para que puedan reconstruir de una manera más sana su relación con la tecnología. Y al mismo tiempo reaproximarse a sus familiares, estudios, amigos y tareas “offline”.

Sus habitaciones son amplias y extremadamente lujosas, que se apegan a la tarifa de $1.633 por noche. En una de ellas se encuentran 3 camas grandes rodeadas de ventanales a través de los que se puede ver el mar.

La experiencia dentro de la clínica

Al parecer, al inicio siempre hay un nivel de incomodidad, pero aprovechan la situación para preguntarles por qué se sienten incómodos. Las respuestas de los jóvenes sirven como información terapéutica.

Aunque los padres aseguran que sus hijos van a hacer un escándalo al momento de que les retiren sus teléfonos, en realidad la reacción de ellos suele ser todo lo contrario. “Muchas veces los padres quieren cambios, pero también los quieren los hijos,” asegura Danielle Kovac, directora de la clínica.

Algunas de las actividades que realizan dentro de la clínica son:

  • Clases de refuerzo escolar.
  • Trabajos de enfrentamiento de problemas, colaboración, comunicación y límites.
  • Terapia artística y musical.
  • Actividades recreativas como gimnasia, escalada, ir a la playa, entre otras.
  • Actividades nocturnas de relajación como yoga, acupuntura, relajación y ver documentales.

Danielle supone que los jóvenes regresarán a sus redes sociales luego del internado, pero su expectativa es que se desconecten el tiempo suficiente para que, cuando vuelvan a casa, estén listos para establecer límites para sí mismos y para sus familiares.

“Es necesario atender lo que está pasando con la sociedad en general. Las personas están demasiado conectadas a sus teléfonos y a internet.” – Asegura Danielle.

¿Qué piensas sobre este tema? ¿Te consideras parte del grupo de personas que son adictos al celular? ¿Crees que es necesario implementar una clínica como esta en todos los países?